Etiquetas

, ,

¿Estás pensando en trasladarte al campo con tu familia y buscas pueblos para vivir con niños? Esperamos que esta selección te resulte útil. Todos los pueblos señalados cuentan con colegio para niños de 3 a 12 años (desde 1º de Educación Infantil hasta 6º de Educación Primaria). Ofrecemos también otra información de interés sobre cada pueblo, incluyendo negocios rurales que podrían emprenderse en cada uno. Los pueblos se han listado por orden alfabético.

  • Destriana: situado a 17 kilómetros de Astorga, Destriana tiene más de 300 habitantes.
  • Nistal de la Vega: situado a 5 kilómetros de Astorga, Nistal tiene algo más de 300 habitantes.
  • San Justo de la Vega: situado a 4 kilómetros de Astorga, San Justo tiene unos 1.200 habitantes. Es prácticamente un barrio de la ciudad en el que la vivienda resulta más económica y con colegio propio.
  • San Román de la Vega: situado a 5 kilómetros de Astorga, San Román tiene más de 400 habitantes.
  • Sueros de Cepeda: situado a 18 kilómetros de Astorga, Sueros de Cepeda tiene más de 250 habitantes. Cuenta con farmacia y oficina bancaria. La agricultura y la ganadería conviven con nuevas actividades económicas en La Cepeda; buena muestra de ello es Urzapa, con sede en Sueros y que produce miel ecológica.
  • Tabuyo del Monte: situado a 27 kilómetros de Astorga, Tabuyo tiene casi 300 habitantes. Tabuyo es sede de una Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF), y en el pueblo hay farmacia, una residencia de la tercera edad, un centro de interpretación micológico, un Museo de la Miel, una cooperativa agraria con restaurante, una casa rural con restaurante… Se trata de un pueblo vivo en el que sus habitantes se han esforzado para que “del Monte” sea algo más que un apellido; del monte han aprendido a vivir, y la explotación de los recursos naturales se traduce en una situación de pleno empleo que ha logrado frenar la pérdida de población e incluso algún aumento en los últimos años.
  • Val de San Lorenzo: situado a 8 kilómetros de Astorga, Val de San Lorenzo tiene unos 400 habitantes. Se trata de un pueblo típicamente maragato en el que se mantiene la tradicional industria textil que le dio fama y que concentra numerosos servicios destinados al visitante (un museo textil, restaurantes, casas rurales). Estas actividades conviven con la agricultura y la ganadería tradicionales.
Anuncios