Etiquetas

, , , , ,

Voy a hacer un programa electoral (o el esqueleto de uno); cualquier partido es libre de hacer suyas estas propuestas en su literalidad o retocándolas a su gusto, pero prohíbo expresamente que las use Ciudadanos (me cae mal Martínez Valdueza) o que se adapten en La Bañeza (hasta ahí podríamos llegar).

  • El papel de la Diputación es el de asegurar la prestación de ciertos servicios en municipios de menos de 20.000 habitantes, entre otros los servicios “de prevención y extinción de incendios en los de menos de 20.000 habitantes, cuando éstos no procedan a su prestación“. Cualquier partido que no reclame en su programa la creación de un parque comarcal de bomberos en Astorga debería ser relegado al ostracismo en las urnas. Estaremos atentos a lo que tiene que decir al respecto el PP en concreto.
  • Siguiendo con la Diputación, no tiene ningún sentido que este organismo tenga su sede en León. Aunque se trate de una cuestión puramente simbólica, los plenos deberían celebrarse en los municipios de menos de 20.000 habitantes. En Astorga, sí, pero también en Bembibre, en Villablino, en Valencia de Don Juan, en Villafranca del Bierzo… Lo ideal sería que la sede al completo estuviera en Astorga (en el centro geográfico de la provincia y con menos de 20.000 habitantes), pero digamos que este puede ser más un objetivo a medio plazo. Cosamai es un buen ejemplo de la importancia que puede tener un organismo como la Diputación a la hora de crear empleo y fijar población. ¿Por qué en León y no en un municipio de menos de 20.000 habitantes?
  • La promoción turística de Astorga es regular tirando a mala. Por fortuna para el sector, Astorga se encuentra en el Camino de Santiago y el Palacio de Gaudí recibiría visitas aunque lo escondiéramos bajo un toldo. Las webs del Ayuntamiento dejan bastante que desear (con lo facíl que hubiera sido hacer una en condiciones, han dejado la que había y han creado otras que no solucionan los problemas de la primera). Por lo que se refiere a promociones en ferias y demás, con la mitad de lo que se invierte gasta cada año en estas cuestiones podría actualizarse la web y traducirla a inglés y portugués (como mínimo).
  • Más turismo: la idea de la red de museos de chocolate no es mala, pero no es práctica. Astorga debe buscar una alianza entre iguales, difícilmente podrá lograr nada si se promociona junto a Barcelona (entre otras). Astorga debe buscar otras ciudades con características similares (desde Mérida hasta Sigüenza, desde Óbidos hasta Ejea de los Caballeros), asociarse con ellas y buscar fórmulas de promoción conjuntas (la más práctica, el blog de viajes compartido y gestionado por profesionales -WSL, si puedo opinar-).
  • Educación y cultura: promocionar a cuatro amigas de una concejal es una buena idea, pero Astorga puede y debe promocionar el legado de Ricardo Gullón (de un valor incalculable)  y rescatar del olvido a la Escuela de Astorga. También hay que apoyar a autores contemporáneos, de Astorga y de nuestras comarcas, del mismo modo que hay que apoyar a otros artistas. La labor cultural más interesante de los últimos años, no obstante, ha llegado de la mano de la farmacéutica Marisa Alonso, a la que habría que apoyar de forma más decidida. Son iniciativas como la suya las que hay que buscar y promover, y no las de escritoras de renombre en su casa.
  • Más educación y cultura: hay que dar un apoyo decidido a la Escuela Oficial de Idiomas y al Conservatorio en la organización de actividades paralelas (ciclos de cine en VOS, conciertos y recitales, etc). Hay que dinamizar la vida de ambos centros y convertirla en parte esencial de la programación cultural de la ciudad. El objetivo último, claro, que crezcan las matriculaciones en ambos.
  • Economía: la principal empresa de Astorga es hoy por hoy el Cuartel. Hay que lograr que deje de serlo, y no eliminándolo, ojalá siga muchos años. Astorga necesita una empresa de renombre que dé nuevos aires al polígono, y habrá que poner los medios para que llegue. Que PIA o el Ayuntamiento regalen el suelo si es necesario, pero que una empresa solvente se instale y cree 100 puestos de trabajo. Sería un balón de oxígeno para la ciudad y un revulsivo para el polígono.
  • Ferias: una de las competencias municipales infrautilizadas. Hay mucho que aprender aquí de La Bañeza. La feria del queso merece más atención, y hay que completar un calendario más ambicioso. La idea de hacerla solo con productoras artesanales es original, y no sería difícil darle carácter internacional con productoras portuguesas. El SICA, que tiene que ser bianual, puede alternarse con una feria más barata de productos artesanales del noroeste (cervezas, embutidos, etc). Las carreras de coches clásicos que se organizaron en un par de ocasiones también eran una excelente idea, y habría que darles una vuelta… Todas estas actividades, claro, deben de organizarse de forma absolutamente profesional y con un objetivo claro: el coste para el Ayuntamiento ha de reducirse hasta llegar a cero a medida que la feria se consolide.
  • Bonus track: mi voto para el partido que se comprometa a eliminar la obligatoriedad de celebrar un pleno ordinario al mes.
Anuncios